El Gobierno envía a Bruselas el nuevo plan de recortes con la mirada en el déficit