El Gobierno acusa a la CE de falta de diligencia para generalizar la política de aletas adheridas