El Gobierno de Dilma Rousseff tomará medidas de austeridad en el gasto