El Gobierno cree que la salida del euro de Grecia no supondría un "riesgo sistémico" para la UE