El Gobierno fija en el 2,1 por ciento del PIB el objetivo de déficit público para 2014