El Gobierno y el PP lanzan mensajes de tranquilidad