El Gobierno admite "dificultades" en la negociación con los sindicatos