El Gobierno y los agentes sociales ultiman el plan contra el empleo irregular