El Gobierno buscará la "flexibilidad", aunque "no a costa de los trabajadores"