El Gobierno canario pide que se despida a los controladores como hizo Reagan