El Gobierno nota un leve crecimiento, pero cree que "aún quedan meses duros"