El Gobierno no descarta entrar en Deoleo para mantener su españolidad