El Gobierno insiste en que la banca debe esforzarse para impulsar la financiación