El Gobierno "no tiene intención" de reducir los festivos pero sí de "racionalizar su disfrute"