El Gobierno intenta despejar dudas