El Gobierno usa 6.500 millones del fondo de reserva de las pensiones