El Gobierno niega órdenes para retrasar el pago de obras y servicios y cuadrar así las cuentas de 2014