Gobierno quiere congelar la luz