El Gobierno está "razonablemente satisfecho" con el nuevo reglamento del carbón