Goldman Sachs prevé un barril de crudo de Texas a 85 dólares a finales de año