Goldman Sachs prevé que la economía española vuelva a entrar en recesión en 2012