Grecia coloca letras a seis meses a mayor coste y con la menor demanda desde julio de 2006