Grecia promete respetar las privatizaciones en curso y sus compromisos fiscales