¿Cuánto dinero necesitará la banca española?