Hacienda dice que "hay mucho que celebrar" porque las perspectivas son "muy esperanzadoras"