Hong Kong sube con las inmobiliarias a la cabeza