La Conferencia de Rectores estima un seguimiento del 30% de media en las universidades