Las previsibles ventas de Hummer, Saab y Saturn simplificarán la quiebra de GM