El IPC marca otra caída histórica y el Gobierno insiste en que es pasajera