Ibatur pagó 5.500 euros a una empresa por traducir al chino tres nombres