Iberia y BA alaban las bondades de las fusión y los sindicatos piden mantener las plantillas