El Ibex mantiene los 8.200 puntos, tras abrir plano, y la prima de riesgo ronda los 315 puntos básicos