Ikea publica por primera vez sus cuentas, que arrojan un beneficio neto de 2.500 millones