Irlanda lastra la Bolsa española, que sufre la mayor caída desde agosto