Irlanda recorta 3.000 millones en prestaciones sociales y 24.750 funcionarios