Joaquín Rivero se desvincula de las operaciones aprobadas en Metrovacesa bajo el control de Sanahuja