José Luis Olivas, el expresidente de la Generalitat que jugó a ser banquero