Latinoamérica es donde más crece la confianza gubernamental, según la Organización del Trabajo