Las máquinas expendedoras permiten a los pequeños comercios vender las 24 horas