Las Marchas de la Dignidad recuperan las calles contra la austeridad y por una Europa sin fronteras