Margallo bromea con el escaso apoyo recibido en las primarias