La ex directora de la CAM reclama 10 millones