El Gobierno trabaja en una alternativa para fijar el precio de la electricidad