El BCE está "preparado" para la compra de deuda pero insta a los países a que pidan ayuda