Martinsa-Fadesa multiplica por diez sus pérdidas por el deterioro de sus activos