Medvédev afirma que es prematuro decir que la crisis mundial ha tocado fondo