Merkel considera que con el caso irlandés se pagan los errores del pasado