Merkel defiende la intervención en las economías que no respeten las normas