Metro de Madrid funciona con normalidad mientras los sindicatos continúan a la espera de una reunión