Miles de manifestantes piden en España políticas de izquierda y critican las reformas económicas